viernes, 10 de julio de 2009

Segunda Parte del recorrido de mi madre, Huelva y su costa

Esta es la Ciudad que me adoptó y como ella misma, mi vida discurre entre dos aguas, el Soconusco en México, y Huelva en España, son solo algunas cosas de lo mucho que tiene que ofrecer Huelva, una ves me preguntó mi madre que como describiría yo esta ciudad, mi respuesta..."como tú misma madrecita, Huelva es una señora muy digna".
Son odiosas las comparaciones, y es que Andalucía posee tanta belleza y tanta historia que es difícil catalogar sus monumentos, pero, esta ciudad posee algo que es poco común, tiene mucha historia, pero no tiene grandes monumentos que preservar, los que hay, están en la Sierra o en Niebla, pero esta era (creo yo) un villa de pescadores, que con el tiempo y gracias al descubrimiento de América, cobró importancia, lo que le permitió en el siglo XX desarrollarse, por lo que es una ciudad mayormente planificada y no adaptada a lo que había, es un colage de lo moderno y lo "vintage" como suelen decir hoy día.
Destaco de esta parte del recorrido de mi madre, sus tradiciones, en forma de fiestas colombinas, que es algo muy común en Andalucía, pero a mi como foráneo me parece "curioso" y único, su maravilloso castillo-fortaleza de Niebla, con su historia y su legado Romano y Andalusí, que en el verano se viste de gala para acoger un espectacular festival de teatro y danza que lleva su nombre, y su misticismo, pues que sería España si un toque de mística, el Santuario de Nuestra Señora de la Cinta, es la patrona de esta ciudad...
Huelva es también sus playas maravillosas con arenas color "polenta", que están casi siempre magníficamente cuidadas y preservadas, ondeando año tras año, banderas que las distinguen y acogen a cientos de miles de visitantes.
Es una ciudad que tiene una mejilla al Atlántico y otras al Río Odiel, lleva la sierra por montera y una inmensa devoción mariana en el corazón.
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero que puedan dejar sus comentarios o sugerencias.
Muchas gracias